Invasión

Invasión

Jueves 25 de Mayo 2006

Durante las próximas horas, días y también meses, se notará por tierra, mar y cielo, la presencia española en toda África occidental. La invasión negra, se va a contraatacar por una ofensiva esta vez, más contundente.
¿Ayudará a zanjar este drama humano? ¡Sin conocernos, no lo creo! Con todo mi respeto, sin querer demostrar ninguna correlación entre la invasión de Irak y, la miniatura que está preparando España, con la bendición de Europa para atajar la ecuación de la inmigración, quiero decir que "solucionar el problema en origen", no es movilizar sólo, satélites, aviones, barcos y una ofensiva diplomática.
Tampoco, es focalizar los esfuerzos en controlar o ayudar a controlar, las fronteras. Al ser humano, en su marcha hacia adelante, no se le puede poner barreras que tengan connotaciones como que: desde el estrecho de Gibraltar, hacia arriba, todo es riqueza. Entonces, pase lo que pase, con satélites o sin ellos, pasarían la malla de la red, con o sin vida. Y además, el sufrimiento va a seguir siendo su pan de cada día. El drama de la inmigración entre Europa y África, al inicio de este siglo, tiene como única posible solución, además de medios, como los que acaban de revelar la vicepresidenta, concienciar comunicando e informando al pueblo sobre lo siguiente: Europa, tal cual se lo tienen pintado, no es verdad. Las hojas de los árboles no se convierten en billetes de banco. Uno se gana la vida trabajando. Por eso, seguiré pretendiendo que este trabajo de información, debe ser impulsado por los gobiernos pero también, por los inmigrantes que no informan de las realidades que viven en el país acogedor, al ir de vacaciones en sus países correspondientes.
¿Cuándo empezaremos a relatar tal cual lo que vivimos en Europa y cómo ganamos la vida, en vez de bajar al país con oro en el cuello y en los dedos, un coche de última generación, esperando que alguien picado por el orgullo, te pida información para que se lo pintes de manera paradisíaca que no es cierta? Eso casi frota el delito, porque es inducir a la gente al error.
Los últimos candidatos a la inmigración que han llegado estos días a Canarias, han salido de Senegal, mi país, lo que nos fuerza a hablar del caso. Con un crecimiento de 6% anual, unos objetivos de país emergente en 2015, 10% del presupuesto anual a sanidad, 40% a la educación, todo el país en obra, creo que la mejor ayuda que le puede brindar Europa, los medios de comunicación, los inmigrantes y toda buena voluntad, es informar más, informar bien e informar con respeto, para que este país siga contando con sus hijos, a la hora de realizar sus objetivos. Lo que la gente no sabe es, además de sacrificarse a morir o llegar a Europa por un sueño que no existe, África y países como Senegal pierden cada día, sus mejores cerebros que no tienen problema a la hora de pedir el visado si, les necesita por ejemplo un hospital o un centro de investigación francés. Así todo, el arsenal de medios que están a punto de hacerse ver en las costas del Atlántico, debe servir para demoler las alas crecientes del narcotráfico en toda África del oeste.
¡Viva la comunicación con respeto y sin demagogia, para un mundo mejor!


Abdoulaye Bilal Traoré – Diario de un inmigrante-

Comentarios

Entradas populares de este blog

PUNTO DE VISTA: Carta de un senegalés para España

-ANDANTINO DE RENACUAJOS-

Trío de divagadores