Nana de Rohan para Aylan, Galib y los Sin Nombre

¡Se fueron a sabiendas de qué estaríamos hablando!

La mamá que habitualmente constata
su bebé su peque durmiendo suele conservar los puños cerrados
sin incordiarle acariciadle los brazos
extended sus dedos suavemente
a pasos hasta notar con su propio tacto
que él está relajado.
Probablemente en muchas ocasiones
lo estaría agradeciendo con  rugientes suspiros
del amado amor correspondido
al instante y instantes siguientes…


Abdoulaye Bilal Traoré

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mendigo

PUNTO DE VISTA: Carta de un senegalés para España

Trío de divagadores